Soplos. Preguntas frecuentes

¿Qué es un soplo?
Soplo es un sonido que se detecta al auscultar el corazón. La palabra ” soplo” no es un diagnóstico. Hay diferentes tipos que se pueden agrupar en inocentes o funcionales y orgánicos.

El soplo inocente (también llamado funcional) es un hallazgo habitual en el examen cardiovascular de niños entre los 3 y 12 años, se produce por turbulencia de la sangre sin que exista ninguna alteración estructural en el corazón. En general, cuando el pediatra lo detecta, suele solicitar una evaluación por el cardiólogo infantil que realizará el examen, electrocardiograma y en ciertos casos ecocardiograma para confirmar que la estructura y función del corazón del niño es normal. Un niño con un soplo inocente, adecuadamente evaluado, es un niño SANO, que puede realizar actividad física normal. La necesidad de revaloración por el especialista queda a criterio del pediatra habitual del niño.

El soplo funcional es el que se detecta en un niño que esta febril, anémico o con alguna situación que acelera el ritmo cardíaco, donde el corazón es sano pero alguna de las alteraciones mencionadas produce este hallazgo., habitualmente desaparece al solucionarse el problema que lo ocasiona.
Los soplos orgánicos son los que se producen por diferentes alteraciones en la estructura del corazón. Generalmente se deben a malformaciones congénitas, que no siempre se manifiestan desde el nacimiento. Dentro de este grupo la mayoría son defectos que con el crecimiento se solucionan espontáneamente, otros pueden persistir toda la vida sin limitar la actividad y un pequeño porcentaje requiere tratamiento, que en la actualidad tienen muy buenos resultados.

Si el niño tiene un soplo inocente, tengo que informarlo en el colegio para la actividad física?
No es necesario, ya que un niño con soplo inocente puede realizar actividad física normal.

¿Por qué el pediatra no nos dijo nada y el soplo lo detectó el médico de guardia?
Los soplos inocentes o funcionales, no son permanentes y es frecuente que se ausculten en momentos en que el niño esta febril, puede suceder que lo evalúe un médico que no lo conoce y lo informe a los padres, es conveniente en estos casos que el pediatra de cabecera decida si requiere evaluación por especialista.

¿Por qué si el niño tenía una enfermedad cardíaca congénita, en el lugar donde nació no nos dijeron nada?
Cuando los niños nacen, durante los primeros días de vida se producen una serie de cambios a nivel de su aparato circulatorio y por lo tanto muchas alteraciones no se evidencian hasta después de la semana de vida aunque se lo haya examinado adecuadamente. Por eso es importante que los niños luego del alta de la maternidad tengan control pediátrico.

¿Las malformaciones cardíacas son hereditarias?
La mayoría de las malformaciones del corazón son congénitas, esto significa que se producen durante la gestación y las causas son multifactoriales. Algunas pueden estar relacionadas con una alteración genética y por eso es importante que si los padres o algún hermano son portadores de una cardiopatía congénita, se evalúe adecuadamente a los hermanos.

¿Un niño que tiene una cardiopatía congénita que requirió tratamiento quirúrgico puede realizar vida normal?
En la actualidad, la mayoría de los niños operados tienen muy buena calidad de vida y pueden desarrollar una vida normal, pero considerando la amplia variedad de alteraciones y tratamientos existentes es fundamental individualizar cada situación y que exista un adecuado diálogo entre los padres, el pediatra de cabecera y el cardiólogo para lograr ese objetivo.

Sociedad Argentina de Pediatría

Fuente: http://www.sap.org.ar

Dejanos tu comentario