Pérdida de embarazo: Cuando Intentarlo de Nuevo

Después de la muerte de un bebé, algunos padres desean tener otro hijo lo antes posible. Otros no están seguros de querer volver a intentarlo. Y la mayoría se debate entre las dos posturas. Esta decisión difícil y personal sólo pueden tomarla usted y su pareja. Aquí le brindamos cierta información que puede servirles de guía para tomar una decisión.

¿Deberíamos volver a intentarlo?

Acaba de vivir una experiencia muy dolorosa. Tómese un tiempo para tomar la decisión más adecuada. Tenga en cuenta lo siguiente:

Todos los embarazos son diferentes.

Es posible que deba hacer frente a la recurrencia de un defecto genético, por lo que debe obtener toda la información posible de un profesional médico antes de tomar una decisión.

Tanto esperar como encargar un nuevo bebé poco tiempo después de la muerte de su bebé tiene sus ventajas. Si decide esperar tendrá más tiempo para sobreponerse física y emocionalmente y quizá le ayude a sentirse menos preocupada durante el embarazo. Encargar un bebé poco tiempo después de la pérdida puede hacerle sentir que sigue adelante y ayudarle a superar los sentimientos de “fracaso”.

Si ha luchado contra la infertilidad o sufrido varias pérdidas, debe plantearse con toda franqueza la siguiente pregunta: “¿Puedo soportarlo una vez más?”

¿Cuándo deberíamos volver a intentarlo?

Puede ser aconsejable esperar algunos meses para tener tiempo suficiente para recuperarse física y emocionalmente. Pero el tiempo de la espera depende de cada uno. Incluso los médicos no se ponen de acuerdo, ya que existen muchos factores, físicos y emocionales, que influyen sobre la decisión. Otros factores que hay que tener en cuenta son la edad de la mujer, si la pareja está experimentando otros cambios en sus vidas, etc. Soliciten información a su médico, consulten libros y otras fuentes de referencia y tomen la decisión por su cuenta. Es normal descubrir que, aunque usted esté lista para volver a intentarlo, su pareja no lo está. También puede ocurrir al revés.

Factores emocionales

Es importante reconocer que quizá sienta al mismo tiempo ansiedad, enojo, obsesión y ambivalencia acerca de un nuevo embarazo, junto con sentimientos de esperanza sobre el futuro y de dolor y culpa por el bebé que murió. Incluso si desean fervientemente volver a intentarlo, la mayoría de los padres encuentra que el dolor se intensifica en los meses posteriores a la muerte del bebé y que es demasiado arriesgado considerar otro embarazo durante ese período.

Factores físicos

Estar lista físicamente para volver a intentarlo depende del tipo de pérdida que haya sufrido y de las características del parto (¿fue el feto expulsado naturalmente o debieron realizarle un legrado? ¿Tuvo un parto? ¿Necesitó una intervención quirúrgica de emergencia?).

Su médico le ayudará a determinar cuándo es físicamente seguro volver a intentarlo. Una vez que usted y su pareja hayan acordado volver a intentarlo, asegúrense de:

Buscar un médico o partera comprensivos que estén dispuestos a brindarles los cuidados que necesitan. Es posible que deba consultar a un especialista en fertilidad o en maternidad.

Hablar con su médico sobre el mejor momento para volver a intentarlo y considerar los factores físicos que pueden influir en el intento. Por ejemplo, es posible que sus pechos tengan leche y quizá pase algún tiempo antes de que deje de tener hemorragias. Su médico puede sugerirle esperar cierto número de períodos menstruales antes de intentarlo.

Consultar a un especialista en genética, si es necesario.

Seguir un estilo de vida sano evitando el alcohol, el tabaco y las drogas ilegales; tomar un complejo multivitamínico que contenga ácido fólico todos los días; llevar una dieta saludable que incluya alimentos ricos en ácido fólico, como cereales enriquecidos, verduras de hoja verde, legumbres y jugo de naranja.

Intentando quedar embarazada

Intentar quedar embarazada nuevamente puede ser un sube y baja emocional para usted. Por un lado, tiene esperanzas y se siente bien por hacer algo positivo. Por el otro, quizá se sienta obsesionada con quedar embarazada y ansiosa por el resultado. Es posible que también se sienta enojada por tener que pasar por lo mismo nuevamente. Incluso en las mejores condiciones, puede tener miedo del resultado de otro embarazo. Transmita abiertamente sus sentimientos y temores a su pareja y busque apoyo emocional si lo necesita.

Cuando quede embarazada

La mayoría de las mujeres queda embarazada dentro del año de haber perdido a su bebé. Recuerde que es normal sentir dolor por la muerte de su bebé, incluso durante un embarazo posterior. Cuando quede embarazada:

Piense en positivo y recuerde que cada embarazo es diferente y que cada bebé es único y especial.

Reciba los cuidados prenatales necesarios en cuanto quede embarazada.

Tome medidas adecuadas para su salud. Continúe recibiendo los cuidados prenatales y tomando ácido fólico. Coma alimentos saludables, beba mucha agua y descanse mucho. Reduzca el estrés y evite el tabaco, las drogas ilegales y el alcohol.

Ocúpese de su atención médica. Obtenga información sobre el embarazo, cuidados prenatales y otros temas que la ayudarán a reducir su ansiedad.

Considere cómo se siente y si desea o no realizarse pruebas de diagnóstico prenatales. Estas pruebas son útiles para identificar situaciones que pueden vigilarse para evitar problemas después.

Reconozca que este embarazo puede ser difícil mental y emocionalmente, además de exigirle mucho a su físico, y que el momento más difícil de superar será el momento en que sufrió la pérdida en su embarazo anterior.

Consulte a sus médicos para estar tranquila y no deje de hacerles saber sus preocupaciones y temores.

Fuente: Nacer sano

¿Qué te pareció ?