Para entender a tu hijo tienes que atenderlo

No hay otra forma, por más que estemos acostumbrados a esta era “virtual” de la inmediatez, de los grandes logros pasajeros, de la comida rápida, de las soluciones “express”, de los tips y las aplicaciones que supuestamente nos “facilitan” la vida, la crianza es y será siempre un arte hecho a mano que nos invita a desconectarnos del móvil, a bajarle a la velocidad, a sentarnos en el suelo, a jugar al escondite, a poner a hablar a las muñecas, a cantar aunque no cantemos, a llenarnos de paciencia y sentido del humor, a sudar y ensuciar nuestra ropa, a empoderar, a ofrecer disculpas, a reír, a llorar, a besar y abrazar mucho, a mirar a los ojos, a escuchar con atención y a planear con calma, en pocas palabras, la crianza nos invita y exige atender a nuestros niños, por eso es clave que sepas que PARA ENTENDER A TU HIJO TIENES QUE ATENDERLO ¿O entonces cual es la gracia de ser papá o mamá?

Lo mismo aplica para la pareja, los padres, los amigos y cualquier relación entre dos personas.

La palabra “ATENDER” significa: Aplicar voluntariamente nuestra actividad mental y nuestros sentidos a un determinado objeto, y no es casualidad que sea una palabra tan cercana a la palabra “ENTENDER”.

Cuando empieces a sentir que no ENTIENDES a tu hijo, ten presente que lo que generalmente suele ocurrir es que algo ha cambiado en ti que ha desviado tu ATENCIÓN de esa relación, por alguna razón ya no lo ATIENDES igual que antes, ya no le prestas la misma ATENCIÓN y cuando no ATIENDES a algo o a alguien, cuando no aplicas con voluntad tus sentidos, ocurre que empiezas a dejar de ENTENDERLO.

Si tú ATIENDES a tu hijo, lo ENTIENDES, y lo ENTIENDES porque lo ATIENDES, porque lo conoces, porque compartes a su lado, porque sabes lo que necesita, lo que espera, lo que sueña o teme, y solo cuando lo conoces por las atenciones que le brindas, estando presente, hablando con él, corrigiéndole, enseñándole, orientándole, riendo juntos, llorando juntos, molestándose, emocionándose, soñando, a partir de ahí lo ENTIENDES y es a partir de ahí que tu hijo sabe y siente que tiene un lugar seguro en el mundo, que está seguro contigo porque estas ATENTO a sus cosas. Criar no es llegar cansado a casa todos los días a ver televisión, criar es comprometerse a prestarle atención a un niño y para eso el niño tiene que ser una prioridad de dientes para afuera.

No hay otra forma. PARA ENTENDER A TU HIJO, A TU PAREJA, A TUS PADRES, A TUS AMIGOS, AL QUE SEA, es necesario ATENDERLOS, es necesario aplicar con voluntad nuestra energía para hacer presencia en sus vidas.

Fuente: Mónica T.
@Criar en Positivo

Dejanos tu comentario

Tags from the story
,