La vianda para el jardín y la escuela

La comida que los chicos llevan a la escuela puede ser la causa de dolores de estómago, diarrea, fiebre y vómitos. Esto sucede porque hay bacterias que se reproducen con facilidad a temperatura ambiente, que contaminan la comida y causan este tipo de enfermedades. Preparar una comida para conservar sin inconvenientes a temperatura ambiente y ser consumida horas más tarde requiere de cuidados extras.

¿Por qué se contaminan los alimentos?

Para reproducirse, las bacterias que causan enfermedad alimentaria necesitan temperatura y humedad adecuadas, por ello hay que prestar especial atención a los alimentos húmedos que contienen proteínas.

Se debe cuidar la manipulación de los alimentos: hacerlo con las manos o con utensilios sucios durante la preparación es más riesgoso porque así se propagan los gérmenes.

Puede haber más riesgo de contaminación en ensaladas, jamón, pollo o huevo.

Observar las fechas de vencimiento con mucho cuidado, especialmente con los fiambres, ya que estos productos pueden contener bacterias que, al perder el frío se multiplican.

¿Cómo conservar los alimentos?

  • Guardar la comida en la heladera para mantenerla fría.
    Si no es posible refrigerar en la heladera existen recipientes para alimentos que los mantienen fríos. Existen también enfriadores comerciales, o pueden usarse envases llenos de hielo o un refresco congelado para mantener frío el contenido del recipiente.
  • Guardar la comida en el lugar más fresco, nunca al sol o en la mochila; para lo cual es necesario que los mismos chicos aprendan a guardar su comida.
  • Para mantener los alimentos calientes por varias horas, use un termo que conserve la comida caliente. Caliente el alimento lo más que pueda antes de colocarlo en el termo. La comida todavía debería estar caliente al tacto en el momento de comer. Adviértales a sus hijos a tener cuidado ante los riesgos de quemaduras. Lave bien el termo después de cada uso y enjuáguelo por dentro con agua hervida antes de usarlo de nuevo.
    Trate de usar recipientes adecuados a la edad de los niños, prestando atención a que si se rompen no se lastimen.

¿Qué alimentos son los más adecuados para las viandas escolares?

Los alimentos que no necesitan permanecer fríos ni calientes pueden ser deseables para estas comidas. Algunas opciones:

  • carne vacuna bien cocida
  • carne de ave bien cocida
  • frutas frescas y/o secas
  • vegetales
  • panes
  • cereales
  • frutos secos

Existen alimentos empaquetados “listos para comer” en porciones individuales como fruta enlatada y budines que pueden complementar estas comidas.

¿Cómo preparar la vianda escolar?

Limpieza:

Mantenga todo limpio mientras prepara las comidas para evitar la diseminación de gérmenes. Asegúrese que sus manos, los utensilios, las mesadas y/o los lugares donde prepare los alimentos estén limpios.
Lave los envases para alimentos incluyendo el termo después de cada uso.
Proteja los alimentos con envoltura limpia. Si elige bolsas use las diseñadas para este fin, no use las bolsas de las compras porque pueden estar contaminadas por insectos, bacterias y/ o derrames de otros alimentos u otros productos tóxicos como por ejemplo de limpieza o insecticidas.

Dieta balanceada:

Planee un menú balanceado con alimentos saludables que han sido preparados debidamente.
Asegúrese que las carnes estén bien cocidas.
Conserve los alimentos en la temperatura adecuada: mantenga fríos los alimentos fríos y calientes los calientes.
No deje alimentos a temperatura ambiente por más de dos horas.
No use sobras perecederas, échelas a la basura. No consuma sobras que hayan reposado en el refrigerador por mucho tiempo.

Adaptación de un artículo del Sistema de Universidades Texas A&M Servicio de Extensión Agrícola de Texas o Zerle L. Carpenter, Director o College Station, Texas

Comité de Nutrición

Sociedad Argentina de Pediatría

Comentarios