Destete en los más grandecitos

Como todo cambio en la vida lo mejor es que sea placentero y no algo traumático . Es importante que está decisión sea por una necesidad tuya, lo ideal sería que el pequeño decida dejarlo pero esto a veces no ocurre en el momento que mamá lo requiere, y no por una obligación por presiones del entorno.

Podés comenzar por no ofrecer y no negar. Darle otras comidas y bebidas si tienen hambre. Juegos si está aburrido y mimos si se lastimó o está sensible. La teta de la noche es la más difícil de sacar porque es la mas placentera. Durante el día podes distraerlo con otras cosas.

Si decidiste que no le vas a dar más la teta, y ya estas segura, lo ideal es que le cuentes tu decisión,  que ahora va a tomar lechita en la taza nueva con dibujitos o bombilla (algo lindo) y que se despida por ejemplo con un beso.

Cada nene es distinto y no todos reaccionan igual. Si vos estas decidida  se va a dar sin problemas el destete pero si tenés dudas es mejor continuar con el “no ofrecer y no negar”. Sí el problema es que te pone incomoda que “se sirva en público” lo que más  funciona en esos casos  (nos levantan la remera, sacan el pecho o se van y lo dejan al aire) es anticiparnos. Por ejemplo ” la teta la vamos a tomar  en casa”. “En la casa de …tomamos con vacito”. Si te ve firme se va a acostumbrar .

Seguramente habrán momentos en los que te sientas tentada a darle la teta porque sabes que con eso se duerme o se calma pero si no querés dársela más lo mejor es que se despida lo charlen y no haya más porque sino se va a confundir pensando que a veces va a poder tomar y otras no. Si no hay más teta no hay más.

Pero por favor sin pimienta , ni cepillos ni cosas feas. Que le quede un buen recuerdo de la teta. Pensá en cambios en tu vida y si te hubiese gustado que sean así. Es chiquito aún y él lo que conoce es la teta y el vínculo con mamá. Hay que buscar la forma para que ese mimo y ese vínculo lo obtenga por otro lado. Trata de que lo acueste otra persona (si es posible) con un cuento , mimos y algún muñeco que le guste para abrazar.

Obviamente te va a pedir a ver que haces vos. Si ve que sos coherente y no cambias según la situacón lo va a aceptar. Es todo parte del crecimiento pero en todo lo relativo a los límites lo importante es estar convencido de lo que uno esta haciendo. Si vos dudas ellos no lo toman en serio y no lo entienden y terminan sufriendo.

En esto no hay culpas. Una hace todo con amor y va intentando hacer lo mejor por nuestros hijos. Lamentablemente vamos aprendiendo con las experiencias.

Disfrutá, poné las reglas que necesites y acordate que crecen muy rápido. Vas a ver que en un tiempo vas a estar extrañando la lactancia.

Una vez que dejo de tomar la teta por primera vez  podés ofrecerle otras bebidas o comidas o juegos durante el día. Trata de que no haya muchos mimos en posiciones que le recuerden la teta. O sea no lo tientes. Si lo abrazas y queda su cabecita en tu pecho va a querer. Si le besas su mejilla cerca de la boca va a querer. Es en los  primeros días. Ojo no quiere decir que no mimes pero solo cuidando las distancias con tus pechos porque la tentación es grande.

Como mamá tenés que confiar en vos. Siempre te vas a topar con situaciones que te obliguen a tomar una decisión. Las que tomes con el corazón seguramente van a salir bien.

El destete es un momento muy especial, a veces lo decide el niño y es la mamá la debe aceptarlo y a veces lo hace la mamá. Hay ocasiones donde madre e hijo llegan a un acuerdo.

Deseo que cuando se produzca en tu familia sea con mucho amor honrando esos bellos momentos compartidos.

Romina Deguer

Comentarios

Tags from the story