Nuestro destete

Teta tetita… Y un dia paso…

No se bien como, pero la teta ya no era nuestra única manera de acercarnos, un día paso que espaciamos las tomas… Que ya no era tan necesaria, y yo, cansada un poco de las tomas de las noches, y con el bebito creciendo en la panza te planteé la posibilidad de tomar solo para dormir… Y así fué…

Ya no era necesaria la teta entre comidas, ni tampoco en el auto, tampoco en el banco de la plaza, ni para consolar alguna raspadura, hasta que un día ya no la necesitaste para dormir, te abracé y te hice mimitos, me preguntaste por la teta y te respondí que le dijimos chau… Chau teta, chau tetita, gracias por todo… Gracias por los servicios brindados…

Un poco en chiste y un poco en serio, jamás pense que tanto lloraría yo por esto, pero sé que debo dejarte crecer, que tuviste tu teta exclusiva por más de 2 años, que ahora mi cuerpo se prepara para alimentar al bebito, y vos hijo mio, mi hijo mayor estas creciendo… autónomo, fuerte, grande, independiente…

Gracias por entenderme, gracias por enseñarme a ser tan loba, tan animal, tan tuya, gracias hijo por haber juntos tenido esta lactancia hermosa, absolutamente hermosa…

Seguimos de la mano recorriendo este hermoso camino que es crecer.

Juro que tengo ganas de despertarte y prenderte a la teta, pero te respeto, te admiro y confio en vos, como siempre.

Te amo hijo mayor, te amo con toda mi vida!

Mamá.

Esto se lo escribí a mi hijo el primer día que se durmió sin teta…

@cocomaternando

¿Qué te pareció ?