Mamá una palabra sencilla y enorme al mismo tiempo.

Una mamá es una persona que decidió compartir su vida con un hijo. Un hijo que salió de su vientre o acepto con su corazón. Un hijo se ama desde que se conoce su existencia o no. Como todo en la vida cada uno tiene sus tiempos.

Hay mamás que viven para sus hijos y hay mamás que viven y comparten con sus hijos. Hay mamás que amamantan y hay mamás que dan la mamadera. Hay mamás que paren a sus hijos y mamás que tiene una cesárea. Hay mamás que adoptan un hijo y hay mamás que lo dan  en adopción. Hay mamás que duermen con sus bebés y otras que los acuestan en su cuna. Todas son mamás no hay mejores o peores porque cada una hace lo que puede o lo que cree más conveniente para su hijo.

Antes de ser mamás todas ideamos el momento: ” Cuando me case”, “Cuando me reciba”, “Cuando cumpla 30″. ” Mi hijo va ser muy educado” .” Mi hijo va a comer de todo”. “Mi hijo jamás va a hacer un capricho”. “Voy a seguir con mi vida tal cuál es ahora” .”mi casa va a estar impecable” y asi podemos seguir.

En realidad podemos planficar todo pero hay cosas que no podemos anticipar. Los hijos llegan y nos convierten en mamá y día a día vamos aprendiendo a ser una madre y no es tarea fácil. Ninguna embarazada o persona sin hijos entendería que una madre se pueda enojar con un bebé recién nacido o de meses pero… pasa porque el sueño, la falta de alimentos, el encierro, la dependencia y varias cosas más lo logran.

Todas nos sorprendemos cuando vemos a nuestro dulce bebé tirado en el piso gritando y pataleando ante la mirada de todos por un juguete o golosina. Todas nos sorprendemos ante esa caca explosiva que nos mancha la ropa en medio de una reunión. Todas en algún momento podemos pensar “¿en que me metí?” Pero también es cierto que una simple sonrisa de nuestro hijo, un abrazo, un movimiento de su manito, una lagrimita y un te quiero nos ablanda instantaneamente y nos hace dar cuenta que elegimos lo mejor de la vida que es ser mamá. No es fácil pero es hermoso y cada quién a su modo logra criar a sus hijos con todo el amor que puede dar, con la paciencia que tenga, con los tiempos de cada día y tratando de estar bien una para poder compartir con ellos una sonrisa diaria.

Creo que cada mamá es distinta, cada una tiene sus tiempos, sus ritmos y sus gustos… Nosotras no hemos sido criadas todas iguales pero todas podemos elegir como criar a nuestros hijos más alla de que no podamos hacer todo lo que nos guste.

Como dice Gabriela Arias Uriburu: “Siempre digo que los hijos nos disfrutan cuando somos personas disfrutables” .

Me parece que mientras nuestros hijos esten creciendo sanos y felices no debemos preocuparnos. Nuestro hijo vive en nuestro hogar y cada familia es un mundo. Ya crecerán y nos darán su opinión  de como hicimos las cosas. Por ahora amémoslos,  que nos sale en forma natural, aprovechemos a disfrutar del piel a piel ( abrazarlos, olerlos, besarlos) y después tratemos de hacer lo mejor posible según nuestra educación, nuestro gusto, nuestra cultura, nuestro cansancio y nuestro estilo de  vida.

Romina Deguer
https://www.facebook.com/TodoSobreElBebe/

Comentarios