Con todo mi amor de madre y abuela . Laura

Dicen que no es fácil ser abuela…yo aprendí que ¡mucho mas difícil es serlo a la distancia!!!!!
Saber que nuestros hijos han elegido otro lugar para vivir y sobre todo, cerca de la naturaleza, y de una cotidianeidad mas placentera, me alegra  mucho, por su futuro, por sus sueños, por sus ganas, por su crecimiento,…..pero cuando llegan los nietos…….¡ eso sí es otra cosa..!!!!

Valoro y amo los sueños de mis hijos pero cuesta resignarse a ver crecer a los nietos…en cuotas…de “a meses”, sin estar ahí en cada acontecimiento importante en sus vidas         ( que no paso a detallar para no ponerme mal…).

Saber cuanto miden y a quién se parecen, a través de un teléfono….no es lo mejor.
Es intrigante pensar que teniendo tanto amor para darles, deba almacenarlo hasta julio o enero…¿ tal vez haya que volcarlo en otros niños que lo necesiten mas?…o en otra persona?….o en mi misma?

He llegado a creer que éste sea el real motivo de algún designio supremo.
Justamente en estos dias estaba leyendo en relación al agradecimiento de una abuela a sus hijos y me parece interesante transcribir algo:

“Gracias por el maravilloso regalo.

Gracias porque cuando beso a mi nieto no olvido que esos besos que hoy me sobran para él, ayer me faltaron contigo por no tener demasiado tiempo.

Gracias porque hoy, después de tantos años, pude saber que los besos que te faltaron de mis labios, fue tu abuela quien siempre te los daba”…..

Ana Maquieira

Comentarios