Amamantar un momento mágico

Amamantar a mi hija es uno de los momentos más mágicos de la maternidad, de los más íntimos e importantes. Dónde por un rato llegamos a una conexión máxima de amor. Sea el tiempo que haya durado, si fue un segundo, unos minutos o varios años. Tu y yo hicimos de ese encuentro un momento inmensamente nuestro.

A través de este acto de amor profundo, no solo te alimentas hija mía, sino que también recibis calor, contención, protección. En mis brazos, justo sobre mi pecho, nada puede dañarte, este es tu hogar ahora hasta que decidas volar de él, como lo fue mi vientre durante 9 meses.

Quisiera que estos momentos de silencio, de vernos a los ojos, de ver agradecimiento mutuo por tenernos, de sentirnos y olernos cerca, de brindarnos un amor nunca antes experimentado fueran un poco más eternos de lo que tiempo veloz nos entrega.

Nada puede explicar con palabras el amor que se siente al momento de amamantar a un hijo, pues simplemente es eso: Sentirlo y disfrutarlo. Se le transmite tanto, se lo cuida tanto, nos trasmiten tanto, nos cuidan tanto. La energía fluye entre un cuerpo y el otro vibrando en total armonía.

Daniela Lafuente

#AmorPorMiHija #ReflexionesDeMaternidad #CriarConAmor #CrianzaRespetuosa #LactanciaMaterna

MaPaternar en Tribu
Embarazo, Lactancia y Crianza

Comentarios

Tags from the story
,