En el nacimiento de tu hijo tenés derecho a…

Un parto natural

El momento del nacimiento debe respetar los tiempos biológicos y psicológicos de la mamá que va a dar a luz. Se deben evitar prácticas invasivas siempre que sean innecesarias –como puede ser una episiotomía o una cesárea– o bien el uso de analgésicos u otra medicación que no esté justificada por la salud de la mamá o del bebé.
Que no te discriminen
Esto es tanto para la mamá, como para el bebé sin importar su raza, su nacionalidad, su religión, su condición social o cualquier otra circunstancia personal.

 

Privacidad e intimidad

La puerta de la habitación donde te están tratando debe permanecer cerrada. La camilla debe ubicarse detrás de un biombo o cortina para proteger a la mujer de miradas externas.
Elegir a la persona que te va a acompañar
La mamá que va a dar a luz puede ingresar a la sala con una persona de su elección y confianza para que la acompañe durante el trabajo de parto, el parto y el postparto. Ya sea parto natural o cesárea.

 

Permanecer con tu bebé durante la internación

A menos que requiera de cuidados especiales, el bebé permanecerá en su cuna, junto a la mamá para que esté en contacto con ella de inmediato y durante toda la internación.
Recibir información clara para decidir qué se hace sobre tu cuerpo
Es importante que la mujer y su familia sean provistas de toda la información necesaria, en un lenguaje claro, sobre su estado y sobre la evolución del parto y el bebé. Así podrá optar libremente entre diferentes prácticas cuando existieran distintas alternativas posibles.

 

Conocer los beneficios de amamantar

Así como también los cuidados que deben brindarse tanto al recién nacido como a su mamá en esta etapa de la vida.

 

Conocer los efectos negativos del tabaco, el alcohol y las drogas

El consumo de alcohol, drogas, nicotina o humo de cigarrillos es muy perjudicial tanto para la mamá como para el bebé. La mujer y su familia tienen derecho a ser informados acerca de los efectos nocivos de estas sustancias.

 

Es decir, que tenés derecho a ser considerada, en tu situación respecto del proceso de nacimiento, como persona sana, de modo que se facilite tu participación como protagonista de tu propio parto.
Accedé a la ley de parto humanizado

Fuente: msal.gob.ar

Comentarios