Gestando una mamá

Durante nueve meses se va gestando dentro del vientre de la mujer el bebé, para que ocurra el milagro de su nacimiento.
El embarazo es un tiempo privilegiado para que la mujer vaya también gestando una mamá. ¿Qué quiere decir esto? Que se ponga en contacto con sus sentimientos y emociones, ya que la gestación es una época de reflexión, y por esto es tan importante hacer un alto en el camino para pensar en el maravilloso pero también difícil camino que supone la crianza de un hijo.

 

Además de los preparativos habituales que se realizan para el bebé, es importante que una mujer se piense como madre. Cómo estamos a nivel emocional, es tan importante como lo estamos a nivel físico. En nuestra sociedad se da mucho hincapié a esto último y a veces se descuida el estado anímico de la mujer embarazada, ya que se supone que está en la “dulce espera”, y por eso se deja de lado el hecho que este también es un tiempo con incertidumbres, miedos, fantasías y sobre todo cambios. Por esto es tan importante prepararnos desde lo corporal, lo emocional y lo mental.

 

¿Qué clase de madre quiero ser? ¿Qué implica para mí, como mujer, tener un hijo? ¿Qué miedos y prejuicios en torno a la maternidad tengo que trabajar? Gestarse como madre implica pensarse como tal, para que cuando llegue el bebé, poder recibirlo y acunarlo fortaleciendo un vínculo que permanecerá toda la vida.

 

Los cursos y los talleres de reflexión para la mujer embarazada, suponen un ámbito de encuentro con otras mujeres con el espacio para relajarse y expresar lo que sucede en el interior de cada mujer durante el embarazo, sin culpas y vergüenzas. Desterrar viejos mitos y conectarse con lo más íntimo de cada mujer que transita por esta importante etapa de su vida. Los talleres son un buen apoyo ya que ponen en contacto a mujeres que transitan la misma etapa de la vida lo que resulta de gran ayuda. Es importante trabajar con el cuerpo, en plena transformación, y con el campo emocional y mental, de la mujer embarazada.

 

El nacimiento es también un momento clave en la vida de la pareja, por eso en la preparación, es bueno que se incluya también a los padres, quienes muchas veces se sienten un poco ajenos a esta vivencia, y es crucial porque ellos también vivencian un montón de reacciones emocionales y psicológicas que es importante tomar en cuenta; ellos son el sostén de la mujer. Así, si la preparación es de a dos, el hombre puede acompañar de mejor manera a la mujer embarazada, quien necesita contención y apoyo.

 

Es de vital importancia esta preparación. Sabemos que los primeros años de vida de nuestros hijos son de vital importancia para su vida futura.
Es por esto que el embarazo es un momento de privilegio para que la mujer pueda pensarse y plantearse múltiples cuestiones, porque la mujer pone su cuerpo, su alma y su mente para vivir esta maravillosa pero también movilizante experiencia.

Lic. Ana Cano MN 36.236 MP 0465

 

¿Qué te pareció ?

Tags from the story
, ,