El rol del Papá en el embarazo

Durante nueve meses Mamá y Bebé son los protagonistas exclusivos de esta maravillosa historia, pero no hay que olvidarse del Papá que tendrá un rol muy importante. Si bien todo le ocurre a la madre y al pequeño, el padre será el encargado de apoyar tanto física como emocionalmente durante todo el embarazo a esa mujer que irá experimentando cambios mes a mes.

Emocionalmente porque la mujer atravesará diferentes estados de ánimos, se verá linda, fea, gorda, sin panza, con mucha panza, con marcas, con miedos, con ansiedades, con extrema felicidad, con llantos, con risas y otras tantas experiencias. Papá deberá contenerla, hablarle, escucharla y estar atento  a lo que ella necesite emocionalmente. Y físicamente porque ella tendrá mareos, náuseas, acidez, calambres, le costará cambiar de posición, levantarse del sillón o la cama, caminar y necesitará seguramente unos brazos donde apoyarse.

El padre deberá cuidarla, si bien su mujer no esta enferma hay cosas que no le están permitidas hacer y en ocasiones se le pueden olvidar como realizar grandes esfuerzos, levantar objetos muy pesados, comer por dos o tres personas, tomar alcohol, fumar, realizar movimientos bruscos y otras que el médico le aconsejará suspender.

Pero lo más importante que deberá hacer este papá es disfrutar del embarazo y vincularse con su hijo. Si bien el bebé escucha mejor los sonidos agudos el padre podrá hablarle, también podrá  ponerle su música preferida, acariciar la panza, contarle cuentos, sentir como se mueve, imaginárselo y desearlo. Para esto mamá  tiene desde un principio que hacerlo parte de esta historia, contándole lo que siente, lo que leyó, compartiendo material de lectura, buscando momentos para disfrutar juntos, permitiendo que él toque la panza cuando el bebé se mueva, invitándolo a los controles y ecografías para que el papá se sienta papá y comience a comportarse como tal.

En ocasiones el padre solo se podrá dar cuenta de lo que realmente ocurre cuando tenga por primera vez a su bebé en brazos, en ese momento tal vez pueda comprender y valorar lo que pasó durante estos nueve meses.

En ocasiones papá y mamá ya no son pareja durante el embarazo. Ahí comenzarán a negociar y a tratar de llegar a acuerdos. Por ejemplo vamos juntos a los controles? Elegimos el nombre los dos? El bebé es hijo de mamá y papá y si logran, aunque no sean pareja, ser padres  respetuosos todo será más fácil para su hijo.

En toda pareja lo ideal es que exista un buen diálogo y en el embarazo es fundamental que ambos puedan expresar sus sentimientos y se apoyen mutuamente para que cuando el bebé nazca pueda disfrutar de una Mamá y un Papá que lo amen y trabajen juntos para su bienestar. Que mejor cierre para esta historia de nueve meses y que mejor comienzo para esta nueva vida familiar.

Romina Deguer

¿Qué te pareció ?

Tags from the story