El niño pequeño al nacer

1.-¿Cuándo se considera que un niño es pequeño al nacer?
Si un niño nace con bajo peso, baja estatura o ambas se considera pequeño al nacer. Se considera bajo peso cuando el peso de nacimiento es menor de 2500 gramos en un embarazo de término.
Se define como baja estatura cuando la misma está por debajo de lo esperado para la población normal, según la duración del embarazo. Existen tablas que permiten evaluar si el peso y la estatura son adecuados.

2.-¿Cuáles son las causas?
Los llantos excesivos se resuelven solos mayoritariamente a los tres meses y casi todos a los cuatro meses.
Un ínfimo número de bebés presentan un problema físico (enfermedad) que los origina, como reflujo gastroesofágico, alergia a las proteínas de la leche de vaca, etc.
No existe evidencia médica que demuestre que el llamado “cólico” tenga relación con una dolencia física y menos aun con un malestar del intestino o estómago.
La causa probable se encuentra, en un proceso de autorregulación del bebé, aun incompleto (el hambre y el cansancio desencadenan en el bebé reacciones desorganizadas, molestas que se expresan en llanto).
Cuando el llanto dura más de tres horas por día, más de tres veces

3.-¿Cómo crecen y maduran en el tiempo?
El crecimiento del bebé durante el embarazo es más rápido que el crecimiento en cualquier otro período de la vida; se trata por lo tanto de la etapa más vulnerable.
Aunque la mayoría de los niños nacidos pequeños recuperan su peso y/o estatura antes de los 2 años de edad, un pequeño porcentaje no desarrolla este crecimiento compensador pudiendo quedar definitivamente con una estatura más baja.
La pubertad es en general normal, pudiendo en algunos niños ser más temprana.

4.-¿Existen consecuencias a largo plazo por haber nacido con peso bajo?
Si bien estos niños han nacido con bajo peso, algunos de ellos tienen riesgo de ser obesos en el futuro. En estos casos puede haber consecuencias no deseables para la salud en la vida adulta tales como aumento del perímetro de cintura, hipertensión, triglicéridos elevados, colesterol HDL (protector) disminuido, tendencia a la diabetes, éste cuadro se denomina síndrome metabólico.

Recomendaciones finales
•    Evitar la obesidad para disminuir el riesgo de enfermedades futuras
•    Promover un buen hábito alimentario con verduras, frutas, una dieta sana y equilibrada
•    Asistir periódicamente a los controles pediátricos.
•    Es su médico pediatra quien se ocupará de controlar el peso, la talla, la alimentación, la presión arterial, promover la actividad física y decidir la derivación al especialista cuando lo considere necesario.

Comité de Endocrinología
Sociedad Argentina de Pediatría

¿Qué te pareció ?

Tags from the story
,