Dudas con el recién nacido

Hola amigos:

Cuando el bebito nació, papá estaba con mamá en la sala de parto. El ginecólogo recibió al bebé, se lo pasó al pediatra y este revisó que todo estuviera bien, lo limpió y lo devolvió con mamá, para practicar el “piel con piel”, tan importante para el apego y el éxito de la lactancia. Todo muy bien, tal como les habían aprendido en los cursos que tomaron durante el embarazo.

Al día siguiente se fueron felices a la casa con el “paquetito” bien pegado al pecho y con la ilusión indescriptible que da el primer bebé. Pero llegaron las visitas…
La tía Gertrudis, desde luego, esa tía metiche que todas las familias tienen…
“Ese niño trae leche de brujas, tienes que exprimirle las chichis”, “El pediatra le dio muy fuerte la nalgada, mira, trae un moretón”, (nadie había vista la nalgada, pero efectivamente, el moretón estaba ahí, en las pompis). “Se me hace que lo lastimaron al sacarlo, ¿No ves que trae los párpados todos irritados? ¡Te dije que ese doctor es un salvaje!, ¡Mira nomás, está todo peludo! De seguro salió a tu tío Ruperto… Y así, las dudas se van apoderando de la joven pareja y la preocupación se va filtrando en el ánimo.
Por eso la nota de hoy habla de todas esas cosas que son normales en el bebé recién nacido y que si no nos las explican, pueden preocuparnos:

* Las mamas: los bebés de ambos sexos pueden tener un crecimiento de sus mamas e incluso producir unas gotitas de leche. Es normal, se debe a las hormonas que pasaron a través de la placenta. Jamás deben exprimirse. Desaparecen solas en pocas semanas.

* Muchos niños nacen cubiertos de un vello muy fino. Se llama lanugo y desaparece en pocos días. No significa que será peludo como tu tío Ruperto.

* Suele haber una mancha obscura, café, violácea o verdosa en la región de las nalgas, espalda y muslos. A veces más extendida. Se llama la “mancha mongólica” es muy común en América Latina. Totalmente normal. Nadie le dio nalgadas, ya no se usan.

* Manchas rojas en los párpados, en la nuca, junto a las fosas nasales, en la frente o en algunas otras partes de la cara: son normales. Se quitan solas.

* En la nariz puede haber unos puntitos blancos que parecen espinillas muy chiquitas. Se quitan solos, son normales.

* Casi todos se “despellejan”, tiene una descamación de sus extremidades y del tronco, normal. No requiere tratamiento.

* Genitales: en los niños, es normal que nazcan con el prepucio (el pellejito del pene) cerrado. Nada de hacer ejercicios ni jalones ni estirones para despegarlo. Es una práctica obsoleta y perjudicial. Las niñas pueden tener un desecho blanco mucoso a través de la vagina. Totalmente normal. Ambos pueden tener los genitales pigmentados de color oscuro. Es normal. Desaparece en poco tiempo.

* Es muy frecuente un cierto grado de “ictericia”, que es un color amarillo en la piel y particularmente notable en la esclerótica, que es lo blanco de los ojos. Se quita solo y no requiere tratamiento. Si lo ves muy pronunciado pregunta al pediatra.

Es importante que antes de abandonar el hospital, el pediatra te explique todas estas cosas, pero en nuestro México a nivel de las instituciones de salud, será casi imposible. Así que despeja tus dudas en la primera consulta pediátrica.

Cuidado con los “remedios” de las tías metiches, suegras y vecinas. Suelen ser perniciosos.

Si te gustó, comparte.

Dr. Alberto Estrada Retes.
Tel. 01 871 113 6695
Av Matamoros 1059 Ote., Torreón.

¡Saludos!

Dejanos tu comentario