Dar la teta

Cuántas veces vimos a alguien dar la teta? Qué tan difícil puede ser? Alzas al bebé lo pones frente a la teta se prende y ya esta!  Tenés leche o no…no hay mucho más que hacer. Buena suerte o mala suerte.

¿Escuchaste o pensaste esto alguna vez?

Dar la teta es algo natural, el cuerpo se prepara desde la gestación de la madre para esto, desde que ella está en el vientre de su madre. El bebé se preparado desde su propia gestación para amamantar. Todo cuenta con la sincronización necesaria para que el bebé reciba su teta y la mamá amamante pero¿ es tan fácil? Sí y no.

Hay mamás y bebés  que se conocen, la madre ofrece el pecho, el bebé se prende y todo funciona.

También hay mamás que por muchos factores no pueden ofrecer su pecho, o sienten mucho dolor, tuvieron una cirugía de pecho no respetuosa con la posibilidad de amamantar, o no se sienten preparadas o capaces, padecen una enfermedad incompatible, sus glándulas mamarias no se desarrollaron, están atravesando una crisis emocional, algo externo a su reciente maternidad, una operación de urgencia, no tienen a sus bebés con ellas…

Hay bebés que nacen prematuros y deben recibir alimentación no directamente del pecho de su madre, presentan alguna patología que no permite el acople, no tiene a su mamá al lado, le dan mamadera o chupete cuando nace, lo dejan en la cuna llorando para que se malcrie, vive de brazos en brazos pero no de su mamá, le dan agua, lo sobre abrigan…

Hay tantos factores que pueden influir para que mamá y bebé no puedan disfrutar de la lactancia materna que es imposible nombrarlos a todos. Lo importante es que hay muchos de estos factores que con la ayuda adecuada se pueden superar. Hay mamás que adoptan y pueden dar el pecho (con mucho esfuerzo, trabajo en equipo y acompañamiento).

Lo ideal es que todo se dé naturalmente luego del nacimiento, no importa si fue cesárea o parto, pero si no es así también se puede trabajar para lograrlo. Digo trabajar porque va a requerir esfuerzo de todos los participantes, mucha dedicación y amor.

Como siempre es importantísimo prevenir, informarse durante el embarazo para poder decidir y saber qué hacer cuando nazca el bebé. Si ya nació es momento de actuar y poner lo mejor de nosotras para lograr eso que deseamos y necesita nuestro bebé.

Con ayuda, contención, información y cariño siempre es más fácil

 

Romina Deguer

Asesora en Lactancia Materna

¿Qué te pareció ?