Consejos para comer sano

¡Empezar el día con un buen desayuno!

El aporte de energía de los alimentos que se reciben por la mañana es sencillamente indispensable para el correcto funcionamiento del organismo y mucho más aún en un organismo en edad de crecimiento. Sobre el total de energía que se necesita día a día, el desayuno debe cubrir aproximadamente el 20% de esa energía, a través de alimentos que nutran.

Los componentes de un buen desayuno son: lácteos (leche, yogur, quesos, licuados, flanes caseros, etc.) cereales y derivados (preferir el pan antes que cualquier galletita y en lo posible integral, copos de cereales sin azúcar) y fruta. Es importante que generemos el hábito en los chicos a través del ejemplo, comenzando por sentarse a desayunar con ellos.

¿Es necesario realizar 4 comidas diarias?

Sí.

Uno de los principales indicadores de una buena alimentación es el orden en la alimentación diaria a través de la realización de las 4 comidas principales (desayuno, almuerzo, merienda y cena).

Aconsejamos que los niños no salteen ninguna de ellas ya que aportan las calorías y los nutrientes necesarios y además, posibilitan que se coma la cantidad adecuada cada vez, sin repetir porciones.

¿Es bueno comer entre comidas?

Es importante planificar las colaciones de los niños según las actividades que tengan cada día, a partir de sus horarios de escuela, club, actividades deportivas, artísticas, etc. Las colaciones deben ser alimentos planificados (evitar la improvisación), nutritivos y que otorguen saciedad, de esta manera se ordena mucho la comida siguiente y se evita el “picoteo” y las porciones aumentadas. Recomendamos programarlas tanto para cuando nuestro hijo está en casa como cuando está realizando sus actividades.

¡Sumemos colores al día!

Los chicos tienden a rechazar las verduras desde temprana edad, sin embargo esto no debe detenernos a la hora de promover su consumo. A los niños hay que ofrecerles reiteradamente verduras en distintas preparaciones hasta lograr que las acepten. Para eso, es necesario que exista variedad en colores y propuestas, respetando la estacionalidad de las mismas y buscando maneras atractivas de presentarlas en el plato. Una vez mas es necesario educar a través del ejemplo familiar.

¿Es saludable comer con pan?

Elegir pan antes que cualquier galletita es lo más saludable, especialmente si solo se come en desayunos y meriendas. El pan elaborado a través de harinas de trigo o maíz u otra, constituye una derivación del cereal que en su elaboración requiere mínima cantidad de grasa en algunos casos o sencillamente no la contiene. Su esponjosidad, su humedad le brinda la particularidad de generar mayor masticación y absorción más lenta, lo cual otorga mucha sensación de saciedad. Esto se potencia cuando el pan es integral o negro por su gran aporte de fibra aumentaría. Por todo eso, es saludable consumir pan en casa en estos dos momentos del día.

¡Atención con los alimentos ultraprocesados!

Los alimentos ultraprocesados se ofrecen en todo el mundo y hay una gran cantidad especialmente destinada a los niños. Estos alimentos aportan en pocos gramos muchas calorías vacías de nutrientes, es decir, energía que no nutre y que enferma a largo plazo generando obesidad, trastornos metabólicos y cardiovasculares. Las sustancias de riesgo que contienen son: sodio, grasas trans y azúcares simples, que combinadas entre ellas tienden a generar lazos adictivos con ese alimento.

Somos responsables de la alimentación de nuestros hijos, por lo que debemos repensar qué ofrecemos en su cumpleaños o con qué los premiamos. Siempre hay opciones saludables, económicas y ricas para generar buenos hábitos desde niños ¡Comencemos hoy!

Fuente: Sap

Comentarios