Como tener una casa saludable en 12 pasos

Una casa saludable protege a sus habitantes de las enfermedades transmisibles, de los venenos y de las sustancias dañinas.

Para tener una casa saludable es muy importante sobre todo cuidar el aire en su interior: casa limpia, aire limpio.

Por eso es recomendable, dentro de la casa:

No fumar.

Limpiar los muebles y el piso con un trapo húmedo. Si el piso es de tierra, rociar con agua antes de barrer.

Abrir todos los días las ventanas para que entren el aire puro y el sol. Sobre todo, donde duermen los chicos.

Evitar las corrientes de aire sobre las hornallas encendidas, porque pueden apagar la llama dejando que salga el gas, u originar un incendio.

No poner estufas sin salida exterior, ni cocinas de leña dentro del cuarto donde duermen los niños y las niñas.

Solucionar las goteras y reparar las causas de humedad en las paredes y cielorrasos para evitar el moho y la humedad.

Antes de rociar cualquier insecticida en un ambiente, hacer salir a personas y animales, y cerrar puertas y ventanas. Luego de algunos minutos, ventilar el ambiente antes de volver a usarlo normalmente.

No encender espirales contra los mosquitos cerca de las camas; es preferible usar espanta mosquitos eléctricos.

Proteger los espacios verdes: las plantas ayudan a purificar el aire.

Pero además del aire, es importante prevenir otras enfermedades o fuentes de intoxicación. Para eso, se recomienda:

Guardar productos de limpieza, insecticidas y remedios  en sus envases originales y fuera del alcance de los niños.

Deshacerse de todos los recipientes donde se pueda estancar el agua para evitar la proliferación del mosquito que transmite el dengue.  (Podés leer Cómo prevenirse del dengue, ¡chau mosquitos!)

Mantener los animales lejos de las mesas, camas y habitaciones donde se duerme

http://www.msal.gov.ar

Una casa saludable protege a sus habitantes de las enfermedades transmisibles, de los venenos y de las sustancias dañinas.

Para tener una casa saludable es muy importante sobre todo cuidar el aire en su interior: casa limpia, aire limpio.

Por eso es recomendable, dentro de la casa:

  1. No fumar.
  2. Limpiar los muebles y el piso con un trapo húmedo. Si el piso es de tierra, rociar con agua antes de barrer.
  3. Abrir todos los días las ventanas para que entren el aire puro y el sol. Sobre todo, donde duermen los chicos.
  4. Evitar las corrientes de aire sobre las hornallas encendidas, porque pueden apagar la llama dejando que salga el gas, u originar un incendio.
  5. No poner estufas sin salida exterior, ni cocinas de leña dentro del cuarto donde duermen los niños y las niñas.
  6. Solucionar las goteras y reparar las causas de humedad en las paredes y cielorrasos para evitar el moho y la humedad.
  7. Antes de rociar cualquier insecticida en un ambiente, hacer salir a personas y animales, y cerrar puertas y ventanas. Luego de algunos minutos, ventilar el ambiente antes de volver a usarlo normalmente.
  8. No encender espirales contra los mosquitos cerca de las camas; es preferible usar espanta mosquitos eléctricos.
  9. Proteger los espacios verdes: las plantas ayudan a purificar el aire.Pero además del aire, es importante prevenir otras enfermedades o fuentes de intoxicación. Para eso, se recomienda:
  10. Guardar productos de limpieza, insecticidas y remedios  en sus envases originales y fuera del alcance de los niños.
  11. Deshacerse de todos los recipientes donde se pueda estancar el agua para evitar la proliferación del mosquito que transmite el dengue.  (Podés leer Cómo prevenirse del dengue, ¡chau mosquitos!)
  12. Mantener los animales lejos de las mesas, camas y habitaciones donde se duerme

– See more at: http://www.msal.gov.ar/vamosacrecer/index.php?option=com_content&view=article&id=535:como-tener-una-casa-saludable-en-12-pasos&catid=344:nc-cuidar-el-ambiente-donde-vivimos&Itemid=257&activarEdad=0#sthash.DR8d5q6o.dpuf

¿Qué te pareció ?