¿A qué llamamos bebé prematuro?

Podríamos comenzar definiendo la palabra prematuro desde el diccionario. Esta palabra tiene su origen en el latín praematurus, de prae (antes) + maturus (maduro).  Para la clínica médica el bebé prematuro no cumplió con el proceso de maduración biológica y por lo tanto es pre-maduro.

Este bebé merece una atención especial y adecuada a sus necesidades, ya que si bien es una versión pequeña del bebé de gestación completa, debe todavía, y según la edad gestacional en que se produzca el nacimiento crecer en un mundo diferente al bebé que crece dentro del útero de la mamá donde está a una temperatura perfecta, no tiene que respirar o digerir porque la placenta le entrega oxígeno y alimento, no siente el efecto de la gravedad y se siente mecido constantemente, no está sometido a luces y sonidos intensos, su sistema nervioso no tiene que responder a estímulos sensoriales.

La definición propuesta desde 1961 por el Comité de Expertos de la OMS es la de “recién nacido de peso inferior a 2500 grs. y nacido antes de 37 semana de gestación”.

Los términos de prematuro y pretérmino se suelen confundir y se hacen sinónimos. Pero se da preferencia a la edad gestacional sobre el peso, ya que la inmadurez va más ligada a la edad gestacional que al peso al nacer. Entonces se considera prematuro a todo niño cuyo nacimiento ocurre antes de las 37 semanas de gestación, teniendo en cuenta que la duración del embarazo normalmente es de 37 a 42 semanas.

La edad gestacional se puede calcular antes del nacimiento y en el momento del nacimiento.

El prematuro según la edad gestacional se puede clasificar en:

• Prematuro límite, entre la 37-38 semanas, en general sin complicaciones importantes.

• Prematuro moderado, entre la 31-36 semanas

• Prematuro extremo, entre la 24 y 30 semanas, los cuales están en el límite de la viabilidad, sobre todo los menores de 27 semanas.

• Edad gestacional antes del nacimiento

Esta se calcula tomando como punto inicial la fecha del último período menstrual. Este método es el más usual cuando los ciclos son regulares. También puede estimarse utilizando el ultrasonido o ecografía para medir al bebé en el útero y valorar su tamaño a fin de calcular en forma indirecta su edad gestacional.   Para complementar el diagnóstico, en ocasiones, el obstetra realiza una punción a través de la pared abdominal hasta la cavidad uterina (amniocentesis), toma una muestra del líquido amniótico y puede valorar la maduración pulmonar fetal.

• Edad gestacional al momento del nacimiento

Para calcular la edad gestacional cuando nace el bebé se tienen en cuenta algunas características externas de éste:

• Textura de la piel.

• Presencia y distribución de vello fino en el cuerpo (lanugo).

• Consistencia de las orejas.

• Presencia de pliegues en la planta de los pies.

• Características de los genitales.

• Exámen oftalmológico- Observación de la cápsula vascular anterior del cristalino.

• Tamaño de las mamilas

La maduración neurológica se estima mediante la búsqueda de algunos reflejos propios del recién nacido. Se mide el peso, la talla y el perímetro cefálico. Toda esta valoración determina la edad gestacional correspondiente, según tablas ya establecidas, y permite preveer los problemas que el niño puede llegar a presentar.

Fuente:   apapem

www.apaprem.org.ar

¿Qué te pareció ?