10 consejos para acompañar su crecimiento

 

Desde que el bebé nace, entiende y se comunica, es muy importante brindarle mucho amor y ternura, lo que lo ayudará a crecer y a sentirse más seguro.
Por eso es importante:

Hablarle al bebé, mimarlo y llamarlo por su nombre. Pronto el bebé comenzará a emitir sonidos como: “ajo”, “agu”, “ehh”. Este es un logro muy importante para él.

Tenerlo en brazos y acariciarlo. Esto no lo malcría, sino que le hace muy bien y es necesario para él.

Acudir al lado del bebé cuando llora: el llanto es su manera de expresar lo que necesita. No solamente llora por hambre.

Darle al bebé sólo leche materna hasta los 6 meses. Evitar darle agua, jugos o tés. (Podés leer Lo mejor es la leche de mamá)

Anticiparle al bebé con palabras y gestos lo que vamos a hacer: “ahora te voy a cambiar…”, “ahora vamos a comer”, “vamos a bañarte”, etc.
Esto le dará confianza y, poco a poco, aprenderá a prepararse para lo que vendrá y más adelante incluso a colaborar.

No dejarlo solo en la bañadera o en lugares de donde, al moverse, se pueda caer o ahogar.

Darle al bebé su propio espacio para dormir.

Acostarlo boca arriba y sin almohada, es la posición más segura y le permite realizar movimientos y mirar el entorno.

No dormir con el bebé si el papá o la mamá, sobre todo si tomaron alcohol o están muy cansados.

Intentar que la persona que lo cuida, en lo posible, sea siempre la misma. Así se sentirá más tranquilo y seguro.

Es un derecho de todos los bebés –y también un apoyo para los padres– que el equipo de salud los controle periódicamente para ver si están sanos y si están creciendo bien.  Ese es un momento ideal para que la familia pueda consultar todas sus dudas y dificultades sobre la crianza, la alimentación y las vacunas de los chicos.

Ministerio de Salud de la Nación – Argentina

 

 

¿Qué te pareció ?